Constituye el inicio del proceso de aprendizaje de idiomas por parte de los más pequeños. Es el primero de los tres exámenes y está diseñado específicamente para niños de educación primaria, de entre siete y ocho años.

Su principal objetivo es introducir el inglés de una manera amena y divertida, como medio para que los niños adquieran confianza desde el inicio y se familiaricen con el idioma.

¿Por qué presentarse a Cambridge English YLE: Starters?

Es importante que los niños comiencen su formación desde este primer examen puesto que su método de aprendizaje es básicamente absorber el conocimiento a su alrededor. Si empiezan desde una edad temprana, les será más fácil educarse en el idioma.

Aprender inglés se ha convertido en esencial en la sociedad actual. Se ha comprobado que los niños que comienzan a estudiar este idioma desde edades tempranas tienen más ventajas porque las habilidades y destrezas que obtienen no se pierden y los acompañan durante su vida.

Por otra parte, este primer acercamiento a los exámenes de Cambridge hará que obtengan un poco de experiencia para así, mejorar los resultados de los próximos exámenes, tener más seguridad, motivación y exigencia.

La certificación de Cambridge English: Starters evidencia las distintas habilidades lingüísticas del niño de una forma confiable para así, medir su progreso.

Elige siempre un examen de calidad e imparcial, Cambridge English: Starters es reconocido a nivel internacional:

  • Abarca principales variantes lingüísticas del inglés.
  • Tiene el respaldo del mayor programa de investigación en su campo.
  • Diseñador específicamente par ser imparcial con usuarios de todas nacionalidades y orígenes lingüísticos.

A pesar de que el aprendizaje de un niño sea mucho más rápido que el de un adulto, no hay que olvidar que, en efecto, es un niño, por lo que los métodos de evaluación tienen que adaptarse a ellos. Este examen ofrece la oportunidad de comenzar a hablar inglés de una manera divertida e innovadora.

Young Learners ayuda a preparar a los niños para obtener un buen nivel, acreditando que han crecido desde pequeños haciendo hincapié en la lengua inglesa.

El examen:

  • Basado en situaciones del día a día.
  • Desarrolla las principales destrezas que un niño necesita para empezar a comunicarse en inglés.

Este examen se sitúa en el nivel Pre-A1 del Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas Extranjeras (MCER).

  • Comprensión auditiva.
  • Comprensión de lectura y expresión escrita.
  • Expresión oral.

Número de pruebas: 3

Duración del examen: Aproximadamente 45 minutos.

Test Contenido Puntuación
Listening (alrededor de 20 minutos) 4 partes/20 preguntas Máximo 5 escudos
Reading and Writting (20 minutos) 5 partes/25 preguntas Máximo 5 escudos
Speaking (3-5 minutos) 5 partes Máximo 5 escudos

Este examen, adicionalmente representa una serie de beneficios para el niño, al comenzar su camino por el bilingüismo:

  • Ayuda a prepararse desde pequeños para cursar sus estudios en los mejores colegios y universidades en un futuro y tener oportunidades de éxito laboral.
  • Proporciona un contacto inicial para utilizar el Internet y distintos medios de comunicación en inglés.
  • Otorga un primer acercamiento para disfrutar de libros, programas de televisión, películas y canciones en inglés.
  • Da la oportunidad de hacer amigos alrededor del mundo.

La motivación es imprescindible sobre todo para los más pequeños, por ello, todos los niños reciben un reconocimiento por su gran trabajo. De esta manera, se fortalece su confianza y seguridad en sí mismos y les ayuda a siempre querer ir a por más.

Cada niño recibe un certificado acreditativo donde aparece la puntuación que obtuvo en cada una de las pruebas. La puntuación se refleja en escudos, cada uno de los exámenes recibe una puntuación de uno a cinco escudos. Si un niño tiene más de 10 escudos en el examen puede avanzar al siguiente: Movers.